Cable Submarino

A veces me sueño despierto

que voy tendiendo un cable enorme
que va cruzando este océano de distancias y tormentas anónimas.

Apunto bien recto por la geometría de lo invisible
y así lo voy tirando montado en mi bote pesquero
de la silueta de tu sombra y de tus destiempos.

Entonces lo dejo suspendido
en el aire
a la altura de tu boca,
por una brizna
de segundo
en donde creo mirarte.

Meneo la cabeza, no vaya a ser que me acuerde tanto.
Entonces me devuelvo pero sin dejar de creer que me miras.
y tomo en mis manos el cable y espero
que no se me caiga a la espuma de las olas
que no nos perdamos nunca de vista.

Así se me van pasando los días, las esquinas,
buscando en esos recuerdos de Haiku los momentos mas apropiados
para decir en un relámpago

Miro a salvo
del olvido, la lluvia
así recuerdo.


Así como que voy caminando, así como creando
un collage de recortes invisibles
por sobre la espuma de las olas,
mas abajo de las nubes
que flotando como ganchos luminosos
viajan a medio camino del sol de media tarde
para no perder nunca,
con este cable telegráfico de la memoria,
tu risa color de guinda
tu cintura de tango
tu alma de primavera.

Porque olvidar es como morir con cuentagotas

Porque
Estas líneas las construyo
Para no perder
nunca
el rastro de tu sombra

De eso se tratan estas líneas.

Porque si no,
Como voy a encontrarte cuando escampe la tormenta
Y vea este mar tan celeste aún
Y esta tierra tan redonda
Y estos días tan largos y tan cortos
Y tú aún me hagas falta, tanta falta aún

Porque si no,
Para qué.

1 comentarios:

Satam Atta dijo...

Nunca me ha gustado este tipo de poesia que habla de amor o parecidos, pero, no se si estoy inusualemente optimista, sera el efecto de alguna droga, o lo que sea pero la cosa es que me gusto el escrito. Saludos.